sábado, 21 de junio de 2008

Reseña histórica

Hace mas de 25 años que la Universidad Nacional de Mar del Plata, a través de su Departamento de Educación Física y Deportes, está organizando cursos de Navegación a Vela.
Fue por aquellos días que el Servicio Náutico Deportivo, organismo perteneciente a la Armada Argentina, donó el material básico, dos embarcaciones Pampero, con las cuales comenzamos la actividad.

El barco Pampero, de "neta estirpe nacional", como alguien alguna vez lo definiera, es un diseño totalmente argentino, pensado especialmente para la enseñanza de este deporte. De un tamaño adecuado para su movilidad en tierra, estable y seguro en el agua; es ideal para el uso en lagos, lagunas y espejos de agua en general del interior del país. Es así como desde Jujuy hasta Santa Cruz, sus tripulantes han sabido disfrutar de las bondades de esta embarcación.

En lo que corresponde a Mar del Plata, por la Universidad, a lo largo de estos años de trabajo, han pasado más de 1.500 alumnos por sus bancadas; y muchos ya nunca pudieron dejarlas; a tal punto que adoptaron al mar como "su segundo hogar".

Camada tras camada, fueron egresando de los cursos, formando un grupo cada vez más numeroso y entusiasta. Es así, que el 12 de marzo de 1987 fue una fecha muy especial para nosotros, los amantes de esta actividad y del Pampero, ya que fundamos la A.U.N. con el objetivo de promover la navegación a vela y darle continuidad a los cursos.

Desde aquellos lejanos comienzos hasta el día de hoy, se han logrado muchas cosas: en primer lugar nos abocamos a mantener el material de trabajo en estado de uso (léase cascos de Pamperos, aparejos, cabos, velas, motones e inclusive la construcción y mantenimiento de los carros para su movilidad). Luego el esfuerzo lo encaminamos a tratar de incrementarlo, pasando a tener una flota respetable en la actualidad, 8 embarcaciones navegando no es poca cosa.

No conformes con esta ardua tarea, nos propusimos organizar regatas. Es así que nacieron las regatas de fin de curso y las regatas internas.

Más adelante se nos ocurrió la buena idea de viajar, y así fue que la AUN estuvo representada en distintos campeonatos del interior del país, como en La Plata, Buenos Aires, Santiago del Estero, San Juan, Zárate, San Isidro, Dolores y Chascomús. Y hasta cruzamos el charco, Colonia, Punta del Este y Barra de San Juan, hasta esas aguas también tripulaciones de la AUN llevaron sus barcos a buen puerto.

En cuanto a las competencias se refiere, el 5to Campeonato Argentino de Pamperos se merece un párrafo aparte. En el mes de marzo de 1990 hacemos realidad entonces uno de nuestros más importantes objetivos propuestos: organizar en nuestra ciudad por primera vez, una regata de clase Pampero a nivel Nacional. Fue así que en las aguas abiertas de las inmediaciones de Cabo Corrientes, el Pampero demostró una vez más sus condiciones marineras.

Este campeonato, contó con el auspicio de la Municipalidad de General Pueyrredón, la UNMdP, y el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Estuvieron representadas las provincias de Santiago del Estero, San Juan, Córdoba, Salta, Mendoza, Río Negro y Buenos Aires, sumando así un total de 40 embarcaciones.

A este emprendimiento le siguieron otros como la 1ra y 2da Regata Nacional Universitaria de Vela, años 93 y 94, y los Juegos Nacionales Universitarios del 95, 97 y 99, que significaron el resurgimiento de la competencia de vela dentro de la órbita universitaria.

Cabe destacar también que una importante cantidad de alumnos se han capacitado en la práctica de la náutica en el curso de Timonel de Yate a Vela, dirigido por el Departamento de Deportes, organizado y dictado por los miembros de la agrupación. De esta forma obtuvieron la habilitación de timonel de yate a vela otorgada por la PNA.

En el año 1990 la Prefectura Naval Argentina le otorga a la UNMDP la categoría de Entidad Náutica, equiparándola en derechos y obligaciones a cualquier club náutico del país, siendo la primera casa de altos estudios en recibir este galardón. Con este nuevo impulso a lo largo de toda esa década se organizaron cursos de corta duración con temas relacionados con nuestra actividad como: meteorología, seguridad, navegación a vista de costa y por estima, supervivencia en el mar, primeros auxilios, construcción de embarcaciones deportivas, táctica y trimado de velas en regata, etc.

Complementando el área pedagógica y con el objetivo siempre presente de ser parte de la comunidad toda, durante varios años se dictaron Talleres de Iniciación a la Vela a alumnos de escuelas primarias y secundarias de nuestra ciudad.

Durante esos años se lograron acuerdos por demás importantes, lo cual posibilitó desplegar toda esta actividad fueron los acuerdos alcanzados con importantes instituciones de la ciudad como el Club Náutico MdP, el Yacht Club Argentino, el Centro Naval, el Club de Pesca y Casting, el Club de Pesca Atlántico, la Agrupación de Veteranos de Guerra y el EMDER.

En otro orden de cosas, la agrupación suma a la mera práctica del yachting una arista social, tal es el caso de la organización de "campamentos náuticos" como los ya tradicionales de la Laguna de los Padres, que acompañan a las regatas interfacultades y de fin de curso. Así también, las laderas de Sierra de la Ventana y el volcán Lanín, las arenas de Las Brusquitas o Luna Roja, y los páramos de Santiago del Estero, fueron mudos testigos de hermosas experiencias vividas que ayudaron a unir fraternalmente a nuestros marineros y hacer un verdadero grupo de amigos, más que simples compañeros de una misma actividad.

En este aspecto no podemos olvidarnos de la famosa travesía en el mar de enero del 94, donde los PAMPERITOS cabalgaron gallardamente la espuma de las olas, y que marcó un hito en nuestra historia. Y por supuesto es obligación el mencionar las 6 Travesías al Río Negro, verdaderas pruebas de fuego para los diferentes grupos de alumnos y exalumnos que han participado, templando su espíritu y aunando "almas gemelas".




La A.U.N hoy:

Recientemente la A.U.N tomó nueva vida al formalizar jurídicamente su estructura con un estatuto que regirá su funcionamiento, y con la personería jurídica que le dará el documento de “mayoría de edad". Hemos tomado el compromiso de ponernos los pantalones largos, ratificando una vez mas los mismos objetivos y potenciando los logros, pero a su vez, teniendo siempre presente el ideal y el rumbo que nos guía desde un principio.

Varios son los emprendimientos en que nos encontramos trabajando al día de hoy. Todos ellos, empujados por ese entusiasmo que hincha las velas cual brisa suave pero constante que nos hace avanzar inexorablemente a nuestro puerto de destino.

En lo que se refiere a los cursos, nos hallamos trabajando estos últimos años muy bien en los tres niveles: Iniciación, Grumete y Timonel con una importante cantidad de inscriptos, alcanzando los 100 alumnos anuales de promedio. Sobre este tema vale remarcar el elevado nivel de nuestros egresados en cada uno de los mencionados niveles, meta propuesta desde casi un año atrás y orgullo de todo un grupo de trabajo que silenciosamente aporta su tiempo y experiencia semana tras semana.

También desde hace no mas de un año, en conjunto con otras instituciones amigas de localidades cercanas de nuestra Provincia (Chascomús, Dolores, San Isidro, Bahía Blanca), las cuales así como nosotros tienen formación de base de sus alumnos con escuelitas de PAMPEROS, hemos dado vida a los Encuentros Provinciales de Embarcaciones Pamperos, en donde, no solo se despunta el “vicio” de correr regatitas, sino que también se revitaliza el “hábito” de hacer amigos y compartir momentos irrepetibles, como las ya legendarias charlas de Don Alfredo Barragán o los monumentales asados de camaradería de la Regata de Zarate en donde con mas de 500 personas compartimos el debut de nuestras embarcaciones en dicho evento.

Y hablando de los Pamperitos, esa entrañable embarcación nacida con el noble propósito de enseñar y fomentar la navegación a vela especialmente en el interior del país, un grupo de miembros de la AUN se encuentra trabajando desde hace varios meses en un proyecto, que mas que un proyecto ya es una realidad, refiriéndonos a la fabricación de embarcaciones de clase Pampero con el fin de renovar y agrandar la flota del país. Dicho emprendimiento totalmente sin fines de lucro cuenta con el apoyo de la UNMDP y del astillero Proyectos Navales de la ciudad, los cuales brindan asesoramiento técnico y espacio físico en sus instalaciones. Es así que cascos nuevos, orzas, timones, aparejos y herrajes originales algunos, y con diseños innovadores otros ya están en el agua.

Si a esto le sumamos la organización de fiestas, reuniones, salidas nocturnas, asados, paellas, comilonas y mateadas varias; se verá que nuestro grupo cumple también una función social, con una gran profusión de actividades recreativas y románticas (no sólo de pan vive el hombre..... y la mujer tampoco....)
Por eso, los invitamos a que se acerquen. El speech está puesto, y el tambucho abierto para todo aquel que quiera hacer sugerencias, proponer metas, integrarse al grupo de amigos y, sobretodo, demás está decir, que sería muy importante para el impulso de nuestra actividad, la presencia concreta de cada uno de ustedes, miembros de antes, de ahora y de siempre los cuales están invitados a compartir con nosotros la loca aventura de hacerse a la mar.-

1 comentario:

RICHARD dijo...

BUENA LA NOTA DE AUN